martes



y mira que me gustan las historias de bares... las de barra de bar aderezadas con tequila sin sal ni limón... historias de bares donde la gente intenta olvidar, donde la gente busca encontrar nuevos ojos con los que soñar...
que tendrán los bares, su luz, y esos taburetes donde sentarte a que pase el tiempo y a poder ser se olvide de ti... al menos un rato...

1 comentario:

patricia dijo...

qué bonito, niña!
me encantó ese bar, y sobretodo la compañía...
eso digo yo... qué tendrán las barras de bar? aunque todas no son iguales, claro... con tequila, sal y limón mejoran bastante. y con alguien como tú para brindar ya ni te cuento...
pedazo de fotógrafa que estás hecha!!!
muchos besos guapa.